¿Por qué debemos mantenernos hidratados?

Seguramente en algún momento de la vida, un médico o un familiar te dijo que “hidratarse es bueno para la salud”, así como lo es mantener una dieta nutritiva y variada y hacer ejercicio físico de manera regular.

Pero, ¿qué significa hidratarse? Es básicamente incorporar la cantidad de agua necesaria para que nuestro cuerpo funcione de manera correcta, ayudando a los procesos celulares, metabólicos, neuronales y digestivos.

Las empresas como Vitalis ayudan a mantener una correcta hidratación gracias a que proveen dispensers de agua fría y caliente, fomentando el consumo de este líquido en diversos momentos del día,  tanto en los hogares como en empresas privadas e instituciones educativas.

¿Por qué es importante hidratarse?

El agua es un elemento fundamental para nuestro organismo dado que:

-Regula la temperatura corporal

-Facilita el proceso digestivo

-Elimina las toxinas producidas por los órganos

-Transporta los nutrientes hacia las células para que lleguen a todo el cuerpo

-Lubrica las articulaciones

-Aporta elasticidad a la piel

¿Cuáles son los signos de deshidratación?

La deshidratación tiene lugar cuando se pierde más líquido del que se ingiere. Como consecuencia, el cuerpo no posee el agua suficiente para desarrollar sus funciones normales.

Si bien cualquier persona puede estar deshidratada, los lactantes, niños, adultos mayores, personas con enfermedades crónicas, embarazadas y deportistas son más proclives a sufrir este fenómeno.

Entre las causas de la deshidratación se encuentran la baja ingesta de líquido, diarrea, vómitos, transpiración excesiva, fiebre muy alta y micciones frecuentes como consecuencia de enfermedades como diabetes o de toma de medicamentos diuréticos o antihipertensivos.

Los síntomas de una deshidratación profunda  varian según la edad. En los niños y bebés suelen ser: boca y lengua secas, llanto sin lágrimas, fontanela deprimida, ojos y mejillas hundidas, micciones poco frecuentes, molestia e irritabilidad.

Los adultos, en cambio, experimentan mareos, fatiga, confusión, desmayos, sed excesiva y micciones esporádicas con orina de color oscuro.

Consejos para evitar la deshidratación

-Beber suficiente agua

Es recomendable beber al menos 2 litros de agua por día. En las jornadas de altas temperaturas o cuando se hace ejercicio físico extenuante, la ingesta debe aumentar para reponer al líquido perdido a causa de la transpiración.

-Comer frutas y verduras

Dado que estos alimentos poseen agua  y ayudan a hidratar el organismo. Además, son nutritivos y saludables.

-Disminuir el consumo de sal

Porque hace que se retengan líquidos y que el proceso de eliminación de toxinas a través de la orina no se lleve a cabo de manera correcta.

-Incorporar variedad de bebidas

Además de agua, se pueden beber infusiones como té, mate o mate cocido, lácteos, jugos o gaseosas sin azúcar.

-Regular la ingesta de cafeína

Es necesario no consumir demasiada cafeína a través de café, té o algunas gaseosas azucaradas, dado que resecan el organismo.

-Evitar el consumo de alcohol

Las bebidas alcohólicas son diuréticas y causan deshidratación, sobre todo cuando son consumidas en exceso.

Si tenés una empresa y querés contribuir con la salud de tus empleados, en el enlace https://www.vitalisagua.com.ar/alquiler vas a poder acceder a información para colocar un dispenser en tu compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *